En la vía Alterna, cerca del barrio Don Jaca, dos familias están inmersas en una batalla legal por la propiedad de un terreno, con ambas partes reclamando derechos legales sobre él. Este conflicto ha llevado a la intervención de las autoridades policiales y de la Personería Distrital, quienes se han presentado en el área para salvaguardar los derechos de los afectados.

En esta área del sur de la capital del Magdalena, residen personas de diversas edades y condiciones en viviendas modestas, enfrentando presuntas amenazas debido a la disputa por el terreno, que se extiende sobre 32 hectáreas, según el abogado de una de las familias afectadas.

“Nos encontramos frente a la propiedad del señor Carlos Salazar Ospina, la cual ha sido perturbada por un tercero que ha irrumpido de manera abrupta y violenta, tratando de imponer su autoridad como propietario”, expresó Erick Barrios, abogado de una de las partes involucradas.

“Según lo expresado por ambas partes, ambas personas poseen títulos de propiedad. Esta situación debe ser resuelta tanto a nivel administrativo por la alcaldía como en el ámbito judicial, competencia de la Policía Metropolitana de Santa Marta”, señaló el representante de la Personería Distrital.

Es importante destacar que la Policía tenía la intención de llevar a cabo una inspección y un posible desalojo del terreno una vez se confirmara que el propietario estaba actuando como invasor. Sin embargo, las autoridades detuvieron este proceso debido a la apertura de un procedimiento penal a través de una denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *